¿Qué es el sellado de fosas y fisuras?

El sellado de fosas y fisuras es un tratamiento ontológico que actúa como medida preventiva ante la aparición de caries, mediante la colocación de un material en las fosas y fisuras dentales, evitando la acumulación de restos de alimentos y el acceso a bacterias.

Otra ventaja a destacar de las técnicas de sellado de fosas y fisuras, además de actuar como capa protectora, es que permite una mayor comodidad en el cepillado dental jugando como un método complementario del mismo.

El sellado dental se aplica especialmente en los dientes y muelas de los niños y adolescentes ya que, son los más propensos a producir caries. Dicho método permite reducir la aparición de las mismas hasta en un 80% tras su aplicación.

Tipos de selladores dentales

Actualmente, podemos mencionar la existencia de varios tipos de selladores dentales, entre los cuales podemos clasificar dos grupos en función de su composición y según el tipo de polimeración.

En primer lugar, según la composición de los selladores de fosas y fisuras, encontramos los siguientes tipos:

  • Selladores de resinas: este tipo de técnica actúa como mero protector, impidiendo el paso de nutrientes a las fosas y fisuras dentales.
  • Ionómeros de vidrio: es una técnica que no actúa únicamente como barrera física, sino que también permite fortalecer los dientes en los que se aplican mediante la emisión de flúor. Este último material cubre, de la descalcificación, la cara oclusal de los dientes sellados, además añaden resistencia al esmalte y son antibacterianos.

¿Cómo aplicarlo?

Sin embargo, es recomendable aplicar dicho flúor durante el cepillado diario, pues de esta forma se respalda toda la superficie del diente y no una sola cara como ocurre con el sellado.

Por otro lado, centrándonos en la segunda clasificación observamos que, según el tipo de polimeración, obtenemos dos tipos de selladores:

  • Autocurables: los selladores autocurables permiten un periodo de manipulación mayor, generando una mejor superficie dental. Además, destacar que este tipo de sellado son autopolimerizables.
  • Fotocurables: son aquellos que necesitan luz para su curado.

¿Cómo se realiza el sellado?

El tratamiento de sellado de fisuras es un proceso bastante sencillo a realizar. Previamente a la aplicación del sellado dental, es importante realizar una limpieza profunda de aquellas piezas dentales que van a ser selladas, para ello, se suele emplear el pulido por aire o el uso de un cepillo de profilaxis a baja resolución.

Seguidamente, se procederá a la aplicación de un material, el cual puede ser resina o ionómeros de vidrio, en las fosas y fisuras, rellenando las mismas y, en definitiva, llevando a cabo el sellado dental.

Hay que asegurarse de eliminar cualquier burbuja antes de la polimeración (normalmente empleando luz) para evitar problemas futuros. Por último, es necesario comprobar que el sellado haya quedado correctamente aplicado mediante una profunda exploración.

En Medyclinic, tu clínica dental en Benalmádena, te informamos sobre la eficacia de los selladores dentales y la importancia de revisar periódicamente este tratamiento.  Llámanos y solicita tu cita.

Sellado de fosas y fisuras
Etiquetado en:                                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *