Tras el tratamiento de ortodoncia, el retenedor dental es una parte fundamental para que nuestros dientes sigan teniendo la alineación adecuada.  Sin una buena retención, todo lo que se ha conseguido tras el tratamiento de ortodoncia, puede hacer que nuestros dientes se muevan y pierdan su forma.  Gracias a la retención conseguimos una buena consolidación de nuestros dientes.

PARA QUE SIRVEN LOS RETENEDORES DENTALES

Una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia, los dientes pueden volver a su posición de origen, si no queremos perder el correcto alineamiento que se ha conseguido gracias a la ortodoncia, se deben emplear retenedores dentales.

Retenedor dental tras la ortodoncia

Estos retenedores deben mantener los dientes en su posición, tras la ortodoncia. Su principal misión es minimizar el movimiento de los dientes, y mantener las correcciones dentales, por ello, es muy importante colocarlos inmediatamente después de terminar la ortodoncia.

El ortodontista será el encargado de colocar los retenedores para estabilizar los dientes el máximo de tiempo posible y evitar que se muevan.

Hasta no completar el proceso de crecimiento, todos los pacientes que han llevado ortodoncia para corregir la posición de sus dientes, deberán llevan retenedores dentales.

TIPOS DE RETENEDORES DENTALES

Existen diversos tipos de retenedores dentales. Sin embargo, siempre va a depender de las necesidades dentales de cada paciente, y será el ortodontista el que escoja el tipo de retenedor más conveniente para cada tratamiento.

Retenedores dentales fijos

Se colocan en un segmento del arco determinado, de colmillo a colmillo y en la cara lingual del arco inferior, van encementados con composite en los incisivos inferiores. Esto es, que normalmente solo se colocan en la parte inferior de la dentadura, aunque en algunas ocasiones también se pueden colocar en el arco superior.  Tal y como hemos mencionado anteriormente, deben ser colocados inmediatamente después de retirar la ortodoncia, así aseguramos que los dientes mantengan su posición.

Retenedores dentales removibles

Son los más empleados y muy parecidos a los sistemas que se utilizan en la ortodoncia de Invisalign. Es decir, consiste en una férula transparente, de plástico, que encaja perfectamente en nuestra dentadura.  Una vez finalizado el tratamiento ortodóncico se realiza un molde de la boca, para diseñar la férula. Son muy cómodas de llevar, ya que se pueden retirar en cualquier momento.

A diferencia de los retenedores dentales fijos, tras el paso del tiempo, disminuye la duración de uso.  Se puede combinar, en algunos casos, los dos tipos de retenedores para conseguir una mayor retención y seguridad.

¿CUÁNTO TIEMPO USAR  RETENEDORES DENTALES?

En el caso de los retenedores dentales fijos, la duración del tratamiento es indefinida, es decir, que una vez que son colocados, no se vuelven a retirar. Sin embargo, en el caso de los retenedores dentales removibles, se deben llevar durante 24 horas durante los tres o cuatro primeros meses una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia. Sólo se deben retirar para comer y la retención debe hacerse de manera parcial durante un año como mínimo, pasado este tiempo, si hay un crecimiento significativo, se deberá continuar con la retención parcial, hasta que finalice este.

Los dientes están en continuo movimiento durante toda nuestra vida, así que es recomendable, si queremos mantener nuestra sonrisa alineada, llevar un retenedor dental para dormir.

Con el paso del tiempo, el retenedor dental, comienza a perder rigidez, dejando de cumplir su función, llegado este momento es conveniente cambiar de retenedor.

El uso de retenedores dentales, de forma continuada, nos ayudará a evitar movimientos indeseados.

¿CÓMO LAVAR LOS RETENEDORES DENTALES?

En el caso de los retenedores dentales fijos, no es posible extraerlos para limpiarlos, por lo tanto hay que tener en cuenta que habrá que extremar la limpieza para conseguir una correcta higiene bucal. Deberemos pasar el cepillo por el alambre para evitar acumulación de suciedad.

Los retenedores dentales removibles, son mucho más fáciles de limpiar, con un cepillo, jabón neutro y agua es suficiente para mantenerlos limpios.  Se deben limpiar a diario y una vez por semana es recomendable sumergir las férulas en agua con una pastilla adecuada a este tipo de prótesis.

En Medyclinic, somos especialista en tratamientos de ortodoncia, en nuestra Clínica Dental en Benalmádena, contamos con profesionales que estudiaran tu caso ofreciéndote un tratamiento adecuado.

Si quieres que tu sonrisa luzca perfecta, ¡solicita tu cita!.

Tras la ortodoncia. Retenedor dental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *